Yoshihiro Narisawa Lleva la Naturaleza a Tu Mesa

Yoshihiro Narisawa nació en Japón en el año 1969 y desde muy pequeño tuvo claro en cuál sería su misión de vida: convertirse en un gran chef; algo que traía en las venas si se toman como medidas a su padre y abuelo.

Con solo 19 años de edad, decidió emprender un largo viaje, uno que lo llevaría a recorrer miles de kilómetros hasta llegar a Europa, continente donde se puliría como cocinero.

Visitó desde Francia, hasta Suiza e Italia, donde estuvo bajo la tutela de grandes chefs como Fredy Girardet en el restaurante L’ Hotel de Ville, o de Joel Rebuchón en el La Table.

Esto le permitió adquirir conocimientos, técnicas y estilos totalmente diferentes a los acostumbrados en su tierra natal. Además, es imposible cuestionar que aprendió de los mejores en el ámbito culinario.

Tiempo después, a la edad de 26 años, Narisawa hizo maletas y volvió a Japón, donde inauguró su primer restaurante con el nombre de La Napoule, ubicado en Odawara, mismo que años después mudó a Tokio y lo bautizó como Les Créations de Narisawa.

Un Paso Significativo En su Carrera

Su restaurante fue tomando cada vez más y mejor reputación dentro del mundo culinario, gracias al arte distinto que ofrece, mismo que se adecuaba a las temporadas del año.

Este reconocido chef es caracterizado por siempre tener presente a la naturaleza, tanto en las decoraciones como dentro de los ingredientes con los que elabora sus platos.

Por tal motivo, es sumamente estricto con la calidad que deben tener los elementos que entran a su cocina, que en cada uno de los casos, tienen que ser los mejores del mercado.

Narisawa siempre se preocupa por conocer de dónde provienen los alimentos que utiliza, por esto, se toma el tiempo necesario para visitar los campos y conocer a los productores.

Asimismo, es conocido por adecuar sus menús a la temporada por la que atraviese el país. Haciéndolos diversos y bastante creativos.

Una de las grandes técnicas descubiertas por Yoshihiro es la carbonización de los vegetales, que es una forma de quemarlos para luego usarlos al cocinar.

Además, suele usar aromas naturales como el de la madera, obteniendo su esencia y transmitiéndola a sus platos.

Actualmente el restaurante Les Créations de Narisawa, ostenta dos estrellas otorgadas por la famosa Guía Michelín, lo que lo convierte en uno de los más atractivos de todo el planeta.

Otros de los elementos que suele usar Narisawa son las ramitas tostadas, aroma de musgo, o cenizas vegetales. Es algo como llevar la naturaleza a la mesa.

Siempre entendiendo y respetando a la cultura japonesa, que siempre ha estado bastante ligada a lo místico y puro de la naturaleza.

Gracias a todas estas innovaciones, Yoshihiro Narisawa logró trascender de los paradigmas que establece la cocina francesa, combinándolos con lo tradicional de Japón para crear obras de arte culinarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *